Anuncios

Cubillo destaca que cada año mueren en España “miles y miles de animales maltratados” y subraya que cada vez se denuncia más, “incluso familiares que denuncian a otros”, aunque también hay miedo a hacerlo. Asegura que el maltrato más habitual son las palizas diarias, “algo que es difícil de demostrar”, así como un gran número de animales atados o desatendidos. “También son comunes los casos de abandono (unos 20.000 animales al año sólo en Madrid)”, apunta el abogado Daniel Dorado. Sin olvidar a los perros de caza como los galgos, sacrificados a veces de forma brutal al acabar la temporada; a los animales explotados en granjas ganaderas y los criaderos ilegales.

DETENGAN ESTE CRIMEN

Ambos coinciden en que es necesario endurecer las sanciones contra los maltratadores de animales. “Quien maltrata a un animal es capaz de maltratar a una persona. Si hace esas barbaridades es porque disfruta de ese sufrimiento animal. Puede haber psicópatas detrás de ello”, asegura Matilde Cubillo, que pide un Código Penal más duro en esta materia. Y se fija en Alemania, donde los animales tienen recogidos sus derechos en la constitución.

Pilar del Cañizo, presidenta de la Asociación Nacional de Amigos de los Animales, afirma que “hace falta sanciones más duras, pero sobre todo urge una mayor vigilancia y control para detectar las infracciones y sancionarlas y así evitar la sensación de impunidad”. Daniel Dorado va más allá: “Hay que replantear nuestra manera de ver a los animales. Son seres con capacidad de sufrir. No son objeto y tienen una serie de intereses que hay que tener en cuenta. En la medida en la que la sociedad se conciencie con este tema, las leyes irán mejorando”.

El pasado miércoles 28 de noviembre, en la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca del Congreso se presentó un informe sobre “bienestar animal” que supone el primer gran paso para se haga realidad una Ley Marco de Protección Animal a nivel estatal con la cual se unifique, por ejemplo, el tipo de sanciones. ¿Es necesaria? Ocho de cada diez españoles lo creen así.

STOP!

 

“Estamos ilusionados”, comenta Ignacio Paunero, presidente de El Refugio, para el que las leyes actuales no son “protectoras” con los animales pues “sólo la catalana no promueve el sacrificio” como solución al abandono. “Hay que armonizar las leyes, lo que hay ahora es de locos. Y hay mucho que regular sobre animales exóticos y con los festejos”, indica Paunero, que pide, entre otras cosas, sanciones más duras y crear la figura del Defensor de los Animales.

Matilde Cubillo, presidenta de la asociación Justicia Animal no tiene tanta fe en esta ley. “Parece difícil que salga porque este asunto es competencia de la comunidades autónomas. Aún así, cualquier avance es positivo”, afirma.

Un burra con una piedra de 15 kilos colgada del cuello para que se ahogue en un río. Un gata despellejada viva. Un perro ahorcado a un poste de alta tensión. Otra burra matada a golpes por un grupo de jóvenes. Sin olvidar el famoso caso del “matagatos de Talavera”. Son hechos graves de maltrato animal vividos en España en los últimos años. Desgraciadamente, hay muchos más. Algunos se quedan en el olvido. Otros ni llegan a trascender.

No hay datos concretos en España de cuántos casos de maltrato animal se denuncian anualmente. La mayoría llega a los tribunales gracias a asociaciones en defensa de los animales y no todas las resoluciones son las esperadas o “deseables”. Y algunas ni se cumplen.

Unidos somos más

El Código Penal, por ejemplo, prevé penas de cárcel de tres meses a un año para casos de “maltrato con ensañamiento a animales domésticos” y, sin embargo, nadie ha ido a prisión en España por pegar a un animal. “Ha habido condenas de este tipo, pero cuando alguien es condenado por primera vez a una pena inferior a dos años, no se cumple”, explica el ‘abogado de animales’ Daniel Dorado Alfaro.

También puede haber multas y sanciones económicas dependiendo de qué animal se trate y están marcadas por las legislaciones de cada comunidad autónoma. Así, el maltrato animal tiene un precio distinto según el lugar donde se haya producido. Según la asociación El Refugio, Navarra, con 3.000 euros, es la región que más barato sale maltratar a un animal seguida de Castilla-La Mancha, donde la multa puede ascender a los 6.000 euros. Cataluña, con 20.000 euros, y sobre todo Aragón, con más de 150.000 euros, son las comunidades con los castigos más duros. Aún así, en escasas ocasiones se producen sentencias con esas sumas tan elevadas.


NO AL MALTRATO ANIMAL

Se conoce como derechos de los animales a las ideas postuladas por corrientes de pensamiento y a la subcorriente del movimiento de liberación animalque sostienen que la naturaleza animal es un sujeto de derecho, cuya novedad reside en que esta categoría sólo ha pertenecido a  personas naturales y jurídicas, es decir al ser humano.

Los humanos siempre han reconocido a ciertos animales una consideración especial (ej. domesticación), que varía mucho según el entorno cultural o el lugar, desde apoyar que se pueda utilizar a los animales según plazca o sirva al hombre, pasando por el trato ético o el bienestar animal, hasta considerar que los animales merecen derechos tradicionalmente reconocidos sólo en los humanos.

No debe confundirse con el derecho de animales como doctrina jurídica, marco jurídico de algunos países donde el objeto de Derecho es la libertad de conducta de los animales en su ambiente natural y el trato que reciben en un hábitat humano.