¡Pieles es igual a muerte!

¿Sabías que para hacer un solo abrigo se sacrifican: 60 visones, 20 nutrias ó 20 zorros? ¿Y que muchos de ellos sufren una agonía cruel y larga (las especies atrapadas en libertad) o una vida en jaulas de reducidas dimensiones (los criados en granjas especialmente para ese fin)? Posiblemente, muchos de los que estén leyendo estas lineas ya conozcan estos datos, pero gran parte de la población desconoce lo que en realidad se oculta detrás de cada abrigo de pieles que lucen muchas señoras.
El comercio de pieles de animales esconde un grado de crueldad inmenso para con los animales que se utilizan. Cada año millones de animales son sacrificados en todo el mundo para proveer a la industria de las pieles. El 50% de los animales que mueren en estas circunstancias se cazan con trampa cepo de mandíbulas de acero, instrumento que atrapa a los animales, lastimándolos, fracturándolos y mutilándolos, con frecuencia sin provocarles la muerte que sobreviene después de muchas horas o varios días, en oportunidad en que el cazador pasa recogiendo las presas. La trampa cepo es la trampa mas popular.

 

Hablaremos un poco de estos animalitos y conozcan un poco su sufrimiento ¡No a las pieles!

EL VISÓN o MINK

Vive al lado de los ríos y arroyos. Las industrias los mantienen en jaulas de 40×50 cm. por lo que sólo pueden darse la vuelta pero no pueden dar ni un sólo paso. Gracias a la genética aplicada, los criadores han conseguido ejemplares negros, blancos, grises y azulados pero estas mutaciones han dado lugar a deformaciones y taras. Así, el visón blanco (Hedlund White) es completamente sordo.

Peor aún: El estrés del cautiverio les vuelve locos y suelen autolesionarse y comerse a sus crías.

Finalmente, las hembras son manipuladas para ser más fecundas y producir más camadas. EL resultado es que el 20% de las crías mueren.

EL ZORRO

El zorro tiene un territorio de caza de 20 a 50 Km2 pero en una granja sólo dispondrá de una jaula de malla metálica de 0´6 m2. Estas condiciones tan contrarias a su naturaleza provocan tanto estrés en estos animales que muchos se niegan a comer, dan vueltas incesantes, e incluso, llegan a comerse el rabo hasta el hueso.

Para aumentar las camadas utilizan las manipulaciones hormonales. Con una descarga eléctrica se consigue semen del macho que será inyectado en las trompas de la hembra.

Convertidos en máquinas reproductores, los animales sufren un total desequilibrio y descalcificación. Además, en animales como la chinchilla pierden sus dientes y después de múltiples camadas se les mata.


LAS TRAMPAS

El negocio de las pieles no sólo utiliza animales criados en granjas. También recurre a animales capturados mediante trampas en las cuales la presa suele intentar liberarse royendo y rasgando su miembro aprisionado. Ningún animal se libra de tan cruel persecución en la que caen también otras especies como perros, gatos o ardillas que el trampero mata por considerarlos alimañas. Aunque el tratado de Washington/CITES prohíbe la importación de animales en extinción, pagando un buen precio, se consiguen abrigos hechos a base de estas pieles. Esta es la mafia de las trampas mantenida por el sucio negocio de las pieles.

LAS TECNICAS PARA MATAR A ESTOS ANIMALES SON MUY CRUELES.

¡Dile NO a las pieles! Mira lo que puedes hacer.